Si la Energía Geotérmica continúa siendo la gran desconocida de la energías renovables, más aún lo es su uso para obtener aire acodicionado en verano. Sin embargo es en la refrigeración de edificios cuando la geotermia alcanza su máxima eficiencia energética en comparación con cualquier otro sistema.

La razón es muy simple, mientras los sistemas tradicionales de aire acondicionado se apoyan en el aire exterior que alcanza temperaturas superiores a los 35ºC, los sistemas geotérmicos se apoyan en una temperatura constante del subsuelo que ya se encuentra a 18ºC. Es decir, el salto térmico que hay que salvar para alcanzar la temperatura confort dentro de los edificios es muchísimo menor en el caso de la Energía Geotérmica.

Es más, en muchos casos el consumo energético puede llegar a ser de 0€ a través de los sistemas free cooling de la bombas de calor geotérmicas, que consiguen climatizar los edificios simplemente con la circulación del agua a través del sistema secundario, ya sea suelo radiante o fan-coil.

 

aire acondicionadoAire acondicionado mediante geotermia

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, a la eficiencia energética para refrigeración hay que añadir el máximo confort que aporta la energía geotérmica, ya que al combinarse con suelo radiante refrescante, desaparecen los irritantes chorros de aire frío y se produce el reparto uniforme de la temperatura dentro del edificio, proporcionardo el llamado “efecto cueva”.

Además, el uso de la geotermia para refrigeración es compatible con la producción simultánea de agua caliente sanitaria con lo que, revirtiendo el ciclo para obtener calefacción en invierno, se consigue satisfacer a través de una única instalación todas las necesidades de un edificio, durante todo el año y cumpliendo además con el código técnico de la edficiación. La inversión en energía geotérmica resulta así más que rentable.

Pero es más, la ausencia de ruidosos compresores externos que afean la estética de los edificios y la inexisitencia de cualquier tipo de foco potencial para la temida legionela, está haciendo de la energía geotérmica un sistema muy demandado en hoteles, hospitales y en grandes edificios comerciales, logísticos o de oficinas, espcialmente en zonas con climatoligías benignas en invierno o muy calurosas en verano como el interior y la costa de Andalucía.