Que la Energía Geotérmica es uno de los sistemas de mayor eficiencia energética para la climatización de edificios es algo que hoy pocos se atreven a poner en duda.

Las bombas de calor geotérmicas obtienen un rendimiento energético de hasta un COP 6 y siguen desarrollándose e incrementando su eficiencia.No obstante, a pesar de que algunas de ellas poseen dispositivos para monitorizar el funcionamiento de las instalaciones, o de los esfuerzos realizados por algunas empresas como Pilosur Geotermia que desarrolla junto con la Universidad de Jaén un proyecto de I+D+i para la monitorización integral remota de instalaciones geotérmicas, es difícil cuantificar económicamente con exactitud el ahorro energético producido en instalaciones de Energía Geotérmica en edificios de nueva construcción.

No sucede lo mismo en edificios que han renovado sus instalaciones de climatización introduciendo las bombas de calor geotérmicas para aprovechar la energía geotérmica del subsuelo, ya que cuentan con el referente claro de los consumos anteriores.

Así, comienzan a publicarse resultados concretos y medibles de ahorro energético tras la introducción de la geotermia en las instalaciones de climatización. Es el caso del Centro Lúdico y Deportivo Jaume I de Morella, donde se están produciendo ahorros en el consumo de gasoil del 75%, con un ahorro económico neto en la factura energética en los primeros 9 meses de funcionamiento de la instalación de 9.000 €.

En este enlace, puedes ampliar la información sobre este ejemplo concreto de instalación Geotérmica.