Se pueden utilizar las galerías de las minas en desuso, para obtener energía geotermica y aplicarla en ciudades colindantes a dichas minas, como es el caso de la ciudad de Linares.

Una forma de aprovechamiento de la energía geotérmica de baja intensidad es convertir las galerías de las minas en calderas geotérmicas, que podrían facilitar calefacción y agua caliente a los vecinos del entorno. Dicho sistema está en estudio para hacerlo lo más eficiente posible, pero teniendo en cuenta el coste en nuestros días de la energía y que la geotermia esta subvencionada, es una inversión que no hay que pasar por alto, por su rápida amortización, siendo una inversión segura debido a que el consumo de energía siempre va a estar ahí.

Con la mina en actividad se puede acceder fácilmente a las galerías para tomar datos sobre la ventilación o sobre las propiedades de las rocas; además se pueden realizar sondeos y diseñar mejor los circuitos, e incluso programar el cierre de algunos tramos para dedicarlos a la obtención de energía geotérmica, indica el ingeniero, quien resalta que una vez que se clausura la mina también se puede aprovechar la energía geotérmica, pero ya no es posible modificar nada en ella ni obtener datos útiles para valorar y mejorar el sistema.

Desde la universidad de Oviedo se ha hecho un estudio que contempla el aprovechamiento geotérmico de una galería tipo de dos kilómetros de longitud en la que, a una profundidad de 500m, la temperatura de la roca ronda los 30º C. Es el caso típico de muchas zonas mineras de Asturias, aunque también se puede aplicar a otras partes del mundo. Mediante tuberías, el agua podría entrar a 7º C y salir a 12º C, una ganancia suficiente para beneficiar a algún municipio localizado sobre la mina.

Ventajas de la energía geotérmica minera

En la construcción de calderas geotérmicas en galerías de mina, además de que se puede predecir su producción, funciona prácticamente como un sistema abierto de tuberías, “pero sin ningún riesgo de contaminación térmica al acuífero”.

La energía geotérmica también permite reducir las emisiones de CO2 y es independiente de las condiciones climáticas (a diferencia de otras energías renovables como la solar o la eólica). Otras ventajas son que sus instalaciones utilizan recursos propios de un país, no requieren grandes extensiones de terreno, no contaminan el entorno próximo y están consideradas rentables a largo plazo.

La energía geotérmica se puede usar en infinidad de edficiaciones como puede ser: en viviendas unifamiliares, urbanizaciones, piscinas, piscifactorías, naves industriales y otros edificios.

 

Fuente obtenida de la nota de prensa:

http://bit.ly/M8IL7q